Los cinco errores más comunes de principiantes en moto

Para todos hay una primera vez. Primero nos planteamos cómo empezar en moto, después cómo escoger la moto que más te conviene, seguimos por elegir el mejor equipamiento de motorista y por último comenzamos a circular en moto.

Pero ¿ya está? ¿eso es todo? Aún así cuando empezamos a ir en moto sólo la experiencia es capaz de perfeccionar nuestra conducción y manejo, por lo que te recomendamos desde un primer momento evitar los cinco errores más comunes de principiantes en moto.

1. Una moto demasiado grande

Error número uno: nunca empieces por una moto demasiado grande

En una moto la altura del asiento y el peso del conjunto lo es todo, y es algo que deberías tener muy controlado hasta que ganes experiencia, o si no será la moto quien te controle a ti. También es necesario entender que no es lo mismo una motocicleta con cambios sin embrague (las de 110cc, por ejemplo) que pasar a una que debas utilizar ese comando.

Empieza poco a poco, ya tendrás tiempo de disfrutar de motos mayores si lo necesitas, pero al principio la confianza al circular en moto es fundamental, así que mucho mejor si no te ves sobrepasado por las dimensiones o las prestaciones de tu primera moto.

2. No vale cualquier equipamiento

Error número dos: escoger un mal equipamiento para salir del paso

Las excusas de "voy a utilizar poco la moto" o "voy aquí cerca y mi moto es pequeña" no valen, la carretera está igual de dura para todos.

No caigas en la tentación de hacerte con un equipamiento de baja calidad o con un equipamiento incompleto. Busca un buen equipamiento de motociclista, tienes multitud de cascos donde elegir, dependiendo del uso que le vayas a dar a la moto, igual que de chaquetas, protecciones, guantes e incluso botas de moto.

3. Prisas por aprender

Error número tres: no tengas prisa por aprender

Sólo la experiencia te enseñará a manejar tu moto de la mejor manera, y sólo el tiempo será capaz de darte esa experiencia. Tómatelo con calma,
cuanta más prisa tengas por aprender más errores cometerás. Siempre es mejor hacerlo despacio y bien, que rápido y mal.

Por ejemplo, hasta que no ganes confianza no es recomendable circular con pasajero en tu moto, el incremento de peso puede hacerte perder control sobre la moto, deja el viajar con compañía hasta que estés completamente adaptado a tu moto.

4. Eres más pequeño y menos visible, asúmelo

Error número cuatro: olvidar que eres menos visible que los demás

Quizá llegues a la moto después de circular en otro tipo de vehículos, como en automóviles, donde es difícil pasar desapercibido y donde además una estructura metálica te protege de todo lo demás.

Es un hecho, las motos son pequeñas y muchas veces por desgracia no se las tiene demasiado en cuenta, por eso evitá ponerte en los puntos ciegos de los automóviles, allí donde los espejos no llegan a mostrar (a la altura del guardabarros trasero derecho, por ejemplo).

Cuando se es principiante sobre dos ruedas es algo que, por nuestra propia seguridad, no se puede olvidar y por eso es importante saber cómo hacerse ver en moto, cómo conseguir no pasar desapercibido.

5. No descuides tu moto

Error número cinco: cuida el estado de tu moto

Tenlo claro, cuidar la salud de tu moto es cuidar tu propia seguridad. Una moto en mal estado puede causar situaciones de riesgo fácilmente evitables si sabes cómo mantener una moto.

Todo, desde vigilar el estado de los neumáticos hasta controlar el engrase de la cadena, pasando por el estado de los frenos, las luces y el nivel del aceite del motor.

El buen estado de tu moto es tu responsabilidad, cuídala y no peques de exceso de confianza, la experiencia en moto no sólo se demuestra a la hora de circular.

A cuidarse y ¡¡¡Buenas rutas!!!